Si hay una cuestión que nos ha quedado clara tras acudir a un Encuentro sobre Economía Circular organizado por Cadena SER en Vitoria-Gasteiz es que la filosofía y prácticas de este modelo pueden ser aplicadas en cualquier sector económico, también en el de seguridad.

Y la segunda conclusión que hemos extraído tras escuchar a los expertos que han hablado es que todo indica que a medio plazo todos deberemos en mayor o menor medida asumir los postulados de la economía circular porque los recursos son escasos y los estamos consumiendo a mayor ritmo del que los producimos y reponemos.

Alguna referencia teníamos al respecto de este modelo. Sin embargo, hemos podido acercarnos a la economía circular de la mano de especialistas en la materia que la conocen y de empresas que la practican. Solo en el País Vasco hay 150 compañías que han adoptado ya este modelo.

La economía circular propicia diferentes escenarios y modelos de negocio que impulsan, por ejemplo, los suministros circulares (el uso de energías renovables, reciclables o biodegradables); la recuperación de recursos (obtener energías y recursos útiles a partir de residuos); el producto como servicio (alquiler o pago por uso); y el uso compartido de plataformas (aumento del uso compartido en su empleo/acceso/propiedad).

Habida cuenta del compromiso con la responsabilidad social que Electro Alavesa lleva impreso en su ADN, es claro que abrimos un periodo de reflexión interesante en la empresa para diagnosticar qué estamos haciendo ya en línea con la economía circular, tomar conciencia y aumentar nuestra exigencia al respecto.