La novena edición del 3 por 3 de Marianistas se ha saldado, como las ochos anteriores, con un gran éxito y acogida.

Fútbol, baloncesto, hinchables y grandes premios han logrado atraer como un imán a jóvenes de diferentes edades y con ellos a sus padres/madres y abuelos/abuelas.

Este evento ha conseguido una vez más lo que pocos consiguen: hacer que familias al completo compartan en torno al deporte como gancho una jornada entera disfrutando del buen ambiente.

Las matemáticas aquí encuentran una excepción porque 3 por 3 no son nueve en lo que se refiere al impacto que logra este torneo. Es mucho más. Es una lluvia deportiva, una lluvia de valores, una lluvia de convivencia que año tras año cala muy positivamente.