La decimosexta edición del Premio Dato a la Empresa Solidaria de Álava ha recaído en Electro Alavesa por sus proyectos de apoyo a distintos colectivos sociales como la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Álava, Aspanafoha, la residencia de ancianos Hermanitas de los pobres y proyectos relacionados con la crisis de los refugiados sirios. La entrega del reconocimiento ha tenido lugar en el Restaurante Zaldiaran (Vitoria-Gasteiz) el jueves, 17 de noviembre, en una cena a la que han acudido 130 representantes empresariales e institucionales.

Además, el jurado, compuesto por ERKIDE, Laboral Kutxa, Gobierno Vasco y Michelin, ha destacado como finalistas a la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de la calle Gorbea, que lleva a cabo diversas campañas de solidaridad, y a la empresa Cocina Central Magui, dedicada a servicios de restauración para escolares y que colabora en comedores sociales.

En representación de Electro Alavesa ha acudido a recoger el premio Roberto García y Leire Alaiza. García ha agradecido a la Revista Dato y a los miembros del jurado el reconocimiento porque “este premio reafirma y da más fuerza si cabe a nuestro compromiso social”.

“Nosotros, desde que nació Electro Alavesa”, ha afirmado García, “llevamos de serie la apuesta por la RSC ó RSE. Y de esto hace ya más de 30 años. Los socios, primero, y todos y cada uno de los profesionales de nuestra empresa que han ido sumándose a nuestro proyecto, no entendemos el trabajo que hacemos cada día si no va en la dirección de dar soluciones y ayudar tanto a nuestros clientes como al entorno social en el que nos movemos diariamente.

Ayudar. Esa es la clave. Porque nada llena tanto como prestar ayuda a quien lo necesita. En nuestra empresa, dando las últimas soluciones tecnológicas en seguridad integral de personas, bienes y equipos. Cuando salimos de ella, contribuyendo a que diferentes causas solidarias, a que equipos y deportistas de nuestra provincia, de muchas diversas disciplinas, saquen adelante sus proyectos y hagan realidad sus ilusiones.

En Electro Alavesa la responsabilidad social, la solidaridad, la voluntad de ayudar es algo practicamos desde la más absoluta convicción porque está en nuestro ADN. Por ello, vivimos con pasión y nos involucramos activamente en los proyectos en los que colaboramos.

¿Qué pedimos como contraprestación? Nuestro retorno particular no es otro que el respeto a valores esenciales como el trabajo, el sacrificio, el respeto y la solidaridad.

Somos una empresa con un gran rodaje y trabajada reputación; de dimensiones modestas y grandes sueños… que compartimos con nuestros clientes, con nuestras familias y con la sociedad.

Muchísimas gracias en nombre de todos y cada uno de los miembros de Electro Alavesa, en nombre de todas y cada una de las causas solidarias que apoyamos y en nombre de todos y cada uno de los equipos y deportistas que forman parte de nuestra familia, de nuestra gran historia social”, ha concluido.