“Las cámaras de vigilancia son la mejor opción para prevenir actos vandálicos y visitas indeseadas”

Entrevista en El Correo (Especial Comunidades de Vecinos) a Leire Fernández de Alaiza, Directora de Estrategia y Gestión de Electro Alavesa Seguridad. 

Electro Alavesa Seguridad ofrece una amplia gama de soluciones para garantizar la protección de viviendas y chalets frente a robos e incendios. 

Partiendo de que la seguridad absoluta no existe, el asesoramiento y servicio que proporcionan empresas especializadas en este sector contribuye a evitar más de un susto. Electro Alavesa Seguridad cuenta con los equipos y sistemas más avanzados para poner la mayor cantidad de trabas a los amigos de lo ajeno. 

-Los robos centran las principales preocupaciones de los propietarios de viviendas. Asumiendo que no existe la protección absoluta, ¿cómo podemos reforzar la seguridad en el exterior en general y en los portales en particular? 

Primero tenemos que pensar en que tipo de vivienda tenemos: ¿piso, unifamiliar? Y después tener presente cuál es el riesgo al que nos exponemos en función de la zona donde vivimos.

La mejor opción son las cámaras de seguridad (que en modo alguno podrán grabar la vía publica sino ceñirse a propiedad privada). Además, en el caso de los chalets también hay sistemas anti-intrusión perimetrales que protegen de incursiones en el exterior. Asimismo, es recomendable la instalación de cámaras dentro de portales y en las zonas comunes de acceso como en cuartos de bicis, garajes y ascensores.

Estas soluciones nos permiten consultar y ver las imágenes desde nuestro teléfono móvil.

-Ofrecéis un servicio denominado custodia de llaves, ¿en qué consiste?

Consiste en que en el caso de recepción de un aviso de alarma en la central de recepción de alarmas (RCA), la pareja de vigilantes de seguridad que acudirá a atender la llamada irá con un duplicado de nuestras llaves. De esa manera y en caso de ausencia el propietario de la empresa o la vivienda no tiene que personarse en ningún momento si no quiere.

-Si han fallado todas las barreras que hemos puesto y los cacos se cuelan en la vivienda, ¿existe algún sistema de protección interior que les haga desistir de sus propósitos?

Cuando está equipada con alarma y conectada a la CRA la intrusión se notifica al propietario y a la Ertzainta en su caso. Además, hay cámaras que mandan fotogramas a la CRA que nos permiten saber qué esta pasando.

-Trasteros y garajes también reciben visitas indeseadas. ¿La instalación de cámaras de videovigilancia es el mejor antídoto para prevenir los robos?

Las cámaras tienen, entre sus funciones, la de actuar como un elemento disuasorio. Lanza un mensaje claro al que quiera violentar la propiedad: te vamos a grabar. En este sentido, previenen de actos vandálicos o visitas indeseadas…

-¿Qué otras posibilidades existen?

Ahora mismo contamos con cámaras anti-vandálicas; cámaras con visión infrarroja; y, cámaras de alta definición. Para los ascensores existe una buena solución, por su tamaño y discreción, que son las cámaras llamadas minidomos. Estas cámaras pueden ir acompañadas de equipos de grabación metidos en arcones con llave, lo que nos permite registrar la imagen.

-Los incendios y los escapes de gas generan cada año numerosos incidentes, algunas veces con consecuencias dramáticas. ¿Cuáles son la principales causas de estos siniestros? ¿Falta prevención?

Las causas más habituales en el caso de incendio suelen ser pequeños descuidos. Es muy importante guardar precauciones y detectar para actuar lo antes posible.

Actualmente los sistemas de seguridad permiten integrar detectores de incendio que ante un fuego mandan señal a la CRA. En el caso de los escapes de gas, hay detectores que los identifican e inmediatamente mandan alarma e incluso cortan la entrada de gas a la vivienda.

-¿Qué equipamiento básico deberían tener tanto las comunidades en general como los vecinos en particular para proteger los inmuebles?

Fundamentalmente, un buen control de acceso (videoportero, llaves digitales…); protección ante incendios (extintores y detectores); cámaras; y alarmas anti-intrusión. Además, en las viviendas, es recomendable equiparse con detectores de gas y de inundación. Y no está de más tener a mano un pequeño extintor y una manta ignífuga para pequeños incendios de naturaleza doméstica.