Cada año, y con este veinticinco, Confebask viene organizando el mayor acto de entrega de diplomas de Euskadi, con el que pretende poner en valor una formación –la profesional- considerada estratégica, tanto para la competitividad de las empresas, como para los propios jóvenes y la sociedad vasca en general.

Durante este acto, Roberto García, socio y director de Electro Alavesa, junto aAriane Rabanedo, operadora en Petronor, tuvo la oportunidad de compartir con los más de mil asistentes al acto su testimonio y experiencia como antiguo graduado de Formación Profesional en Euskadi y que posteriormente le abrió las puertas de estudios universitarios, así como de desarrollar su carrera profesional.