Colgamos este vídeo para invitaros a la reflexión. Muchas veces nos sentimos cohibidos e invadidos por las cámaras de seguridad que se instalan en las ciudades , ya sean en zonas públicas o en comercios particulares. Sin embargo, aún desconocemos el servicio que éstas pueden ofrecernos dónde el ojo humano no llega.