Protegidos contra el fuego

2014-10-06

El mantenimiento adecuado de los sistemas es la clave de su eficacia

En las comunidades de vecinos también se deben realizar las preceptivas inspecciones de sus instalaciones contra incendios, así como los trabajos de mantenimiento  de  las mismas como marca la normativa vigente -el RIPCI (Reglamento  de Instalaciones de Protección Contra Incendios)-, para  evitar  problemas en el caso de que sea necesaria su utilización.

Este reglamento  exige un programa   de   mantenimiento   de   los medios de lucha contra  incendios cada tres y seis meses, pudiéndose realizar estas operaciones por la empresa  mantenedora  autorizada o por el usuario o titular de la instalación  y anualmente de  forma obligatoria por la  empresa mantenedora homologada, correspondiendo las operaciones anuales al mantenimiento  de los sistemas más complejos.

Hay dos partes diferenciadas en un edificio: el garaje y las plantas altas de pisos. En el garaje lo habitual es disponer  de  grupo  de  incendios, depósito y red  de BIES (bocas de incendio equipadas), si tiene más de 500 metros  cuadrados, y sistemas de detección de fuego si tiene más de 1.000 metros cuadrados de superficie, además de los imprescindibles extintores.

Seguir leyendo

Electro Alavesa

Sistemas de Seguridad

Presentamos nuestro blog técnico en el que recibirás información sobre novedades, recomendaciones de seguridad y noticias relevantes del sector.

Suscríbete

Últimos posts

Tags


-